Phone

+34 639 227 284

Email

info@sandrazubillaga.com

La primera vez que supe de la Biodescodificación o Descodificación Biológica (DB), fue cuando acudí a un terapeuta que comenzó a preguntarme sobre mis síntomas, el origen y las emociones. Recuerdo también que me preguntó por nombres y fechas importantes a nivel familiar para realizar lo que se conoce como árbol genealógico. En esa consulta comprendí algunas cosas, le di por primera vez sentido a mis síntomas y además en camilla experimenté la fuerza del clan y cómo era portadora de algunos bloqueos inconscientes que causaban mis síntomas de entonces. Ese fue el comienzo de la DB para mí y también del Transgeneracional, aunque este post trata de lo primero. Pero para no dejarte con la intriga, básicamente el Transgeneracional responde a las memorias y programas transmitidos en la infancia y de información proveniente de nuestros antepasados que se transmite de una generación a otra hasta encontrar solución.

Esta consulta tuvo tal impacto en mí, que decidí realizar algunos talleres y finalmente la formación en Descodificación Biológica para continuar evolucionando y así poder acompañar a otras personas.

¿Qué es la DB y cuál es su origen?

La DB es un acompañamiento terapéutico emocional, en el que se busca la correlación entre los síntomas con los conflictos que los desencadenaron.

Su origen se encuentra en la Nueva Medicina Germánica (NMG) creada por el doctor Ryke Geerd Hamer, un médico alemán que desarrolló las 5 leyes biológicas que asentaron las bases y sirvieron a muchos profesionales de la salud y al surgimiento de posteriores escuelas de descodificación de enfermedades, que añadieron entre otros, la psicogenealogía.

Hamer perdió a su único hijo de forma trágica y a los pocos meses de la pérdida, tanto él como su mujer desarrollaron cáncer, lo que llevó a Hamer a cuestionarse los motivos y a realizar amplias investigaciones. Basándose en miles de estudios con pacientes de cáncer en el hospital donde trabajaba, desarrolló la NMG, todo un sistema que explica la relación entre la sintomatología física de los órganos, con unos aros en determinadas áreas cerebrales y a su vez relacionado con las experiencias de la misma tonalidad emocional vividas por los pacientes. Es decir, en los pacientes con cáncer, observaba unos focos concretos en el cerebro localizados según el órgano afectado, además de un tipo de conflicto emocional común. Todos los pacientes habían vivido una situación conflictiva con unas características determinadas que explico en este artículo.

¿En qué se basa la DB?

Se entiende que en un determinado momento se da una experiencia o situación concreta que genera un impacto emocional que se produce a la vez en el cerebro, en el órgano y en la psique.

La forma en cómo cada persona viva dicha experiencia, determinará el síntoma. Es por ello que ante un mismo suceso se desencadenan síntomas distintos. La forma en cómo se vive depende de las programaciones que se tengan. Dichas programaciones pueden venir desde nuestros ancestros, nuestros padres, de la concepción, embarazo, parto o de nuestra infancia.

Desde la Biodescodificación, además del síntoma y su relación con la emoción, se busca el origen del conflicto, que varía en cada persona.

La emoción de carácter visceral, que queda codificada en ese momento, dará lugar a un tipo de síntoma concreto que pone de manifiesto lo que la persona no pudo gestionar y quedó bloqueado.

Hay varios tipos de conflictos vividos (los tipos se clasifican en función de cuando aparezcan en el tiempo). Es importante tener en cuenta que la aparición de los síntomas no es inmediata, queda una huella en la memoria celular que tarde o temprano dará la cara y se expresará en forma de síntoma físico, síntoma mental, de comportamiento o existencial.

Todas las situaciones o experiencias que vivimos no ocasionan impactos ni generan síntomas. Dependerá de la intensidad del estrés vivido para la persona, pues cada cual puede vivirlo de una manera diferente.

Entonces tal vez te preguntes: ¿Qué características tiene una situación para que produzca un impacto o bioshock que genere un síntoma concreto? Pues bien, un bioshock tiene las siguientes características:

1-Es una situación dramática

2-Sientes que no tiene solución en ese momento ya que no dispones de los recursos para afrontarlo.

3-Se produce de forma inesperada

4-No puedes expresarla porque es una emoción muy profunda.

5-Es vivida en soledad.

Veamos el ejemplo del Doctor Hamer para entenderlo mejor: Hamer perdió a su único hijo que fue asesinado mientras dormía en un barco. Tras unos meses en coma murió. Ese acontecimiento fue dramático, inesperado, vivido en soledad, sin expresión y sin solución. A los pocos meses de haber perdido a su hijo, Hamer desarrolló cáncer de testículos y su mujer cáncer de mama.

Digamos que para cada síntoma hay un sentido biológico. Cada órgano responde a unos determinados conflictos y desde la terapia en Biodescodificación se plantean hipótesis a la persona, para que sea ésta quien valide los conflictos que ha vivido y así poder expresar la emoción visceral que quedó bloqueada, ocasionando un síntoma específico.

¿Cómo puede ayudarte la DB?

En primer lugar, decirte que la Descodificación Biológica es compatible con cualquier tratamiento que recibas. Ten en cuenta que se trata de dar un sentido biológico a tus síntomas e independientemente del tratamiento que decidas hacer, de que te mediques o no, la información que ofrece tu cuerpo responde a algo que tal vez desconozcas y acercarte a ello puede cambiar tu vida.

De todos modos, no tienes porqué creer nada. Yo lo experimenté por mí misma y desde entonces, cada vez que mi cuerpo me habla, pongo escucha para ir más allá de lo físico y entender de forma integral.

En mi opinión no somos solo un cuerpo físico, somos todo un sistema. Tenemos otros cuerpos, como el mental, el emocional y el espiritual. Cuando un síntoma se manifiesta en el físico, antes se ha expresado en otros cuerpos. Aunque no los veas, no significa que no existan. Quedarnos solamente con la información del físico sin contemplar o excluyendo el resto de los cuerpos, es reducir bastante la comprensión del síntoma y las posibilidades de sanación.

«El que no veas algo, no significa que no exista».

Puede que tengas un determinado síntoma y que tomes medicación o que estés acostumbrada a tus síntomas y que los hayas normalizado. Puede que no tengas interés en lo que te cuento o tal vez sí y eres de las/los que quiere ir más allá de lo conocido para dar solución a lo que te sucede. Si es así, te invito a conectar con tu cuerpo a otro nivel, a buscar la lógica detrás de tus síntomas, viendo la función de cada órgano y cada parte de tu cuerpo para encontrar la relación con la emoción.

Si no conoces el origen de los síntomas ni liberas las emociones viscerales que quedaron atrapadas, probablemente sigas manteniendo dichos síntomas. A veces tomar conciencia de la información inconsciente es sanador de por sí, otras veces se necesita ir más allá.

Si algo he aprendido a lo largo de mi experiencia es que absolutamente todo tiene solución, aunque médicamente te digan que es imposible, nada lo es. Se trata de ampliar la mirada y contemplarnos como seres ilimitados, a pesar de estar condicionados y programados por la cultura en la que vivimos o por las memorias y programas que portamos de nuestros antepasados familiares. Podemos elegir mirar con otros ojos la realidad.

A veces para lograr algo, debes hacer cosas que creías que nunca harías, pensar de una forma inimaginable, sentir cosas inconcebibles y atreverte a tomar acción hacia lugares insospechados.

Sandra.

Si yo hubiera creído muchas de las cosas que me dijeron en relación a mis síntomas, hoy no estaría aquí compartiendo esta información contigo. Decidí ampliar mi mirada y seguir caminando con paciencia y fe.

En el libro que estoy escribiendo, profundizo un poco más acerca de mi historia personal en relación a los síntomas y mi proceso de sanación.

Te invito a caminar hacia tus objetivos tomando vías diferentes para lograr cosas inimaginables.

No te creas nada de lo que te digan, no me creas a mí, experimenta por ti misma/o y decide de forma consciente qué quieres hacer con tus síntomas y hacia dónde explorar. Elige cómo quieres sentirte cada día y programa la realidad que sueñas vivir dentro, para proyectarla fuera.

Imagínate sana/o. Pon intención y fe para que se produzca y llegues al lugar que quieres. Deja que el universo se encargue del cómo mientras caminas hacia tu salud y bienestar.

Cada ser viene a vivir su experiencia, no hay dos personas iguales y por tanto el tratamiento de los síntomas tampoco lo es.

Puedes dejar tus comentarios. Estaré encantada de leerte.

Muchas gracias.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *